BALANCE DE energías

BALANCE DE energías
Dr._Erwin _Plett_2021.-04

Erwin Plett

Ingeniero Civil Químico de la Universidad
de Chile, Doctor en Ingeniería de Procesos del Karlsruhe Institute of Technology de Alemania, Post-doctorado en Ingeniería Térmica de la University of Wisconsin-Madison de Estados Unidos. Y actualmente es socio-gerente
de Low Carbon Chile SpA, Director de la Asociación Chilena del Hidrógeno y “Embajador del hidrógeno verde”.

BALANCE DE ENERGÍAS

Llegando el mes de diciembre corresponde hacer el balance anual, en nuestro caso, preguntamos ¿qué ha pasado en el rubro de las energías limpias? Primero hay que reconocer que van quedando menos negacionistas con respecto al Cambio Climático, que la convicción de que necesitamos energías limpias está popularizándose, y que marchamos hacia una Transición Energética, término mal traducido del concepto “Energiewende” que significa un Cambio Energético, que es la meta para la cual se necesita transitar del estado catastrófico actual del (mal) uso de energía fósiles baratas y contaminantes, a finalmente el uso exclusivo de energías limpias. No nos podemos restar de la responsabilidad que tres cuartas partes de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) corresponden al uso de energías fósiles, especialmente en el sector eléctrico con 32%, transporte 24%, industrias 14% y edificación con 7%. Entonces corresponde revisar si hemos reducido la quema de combustibles fósiles. La respuesta es un claro no, y la excusa esta vez es que la reactivación eco[1]nómica después del frenazo por las cuarentenas, debido a la pandemia, exige un esfuerzo (energético) adicional. En el ámbito local siguen las grandes inversiones en la generación eléctrica renovable y el retiro acelerado de las centrales termoeléctricas a carbón. Vale recordar que lo que siempre se publica, en las inauguraciones, son el agregar potencia en nuevas plantas de energías renovables. Pero potencia no es energía, y 1MW termoeléctrico no se reemplaza por 1MW fotovoltaico (no se pueden sumar peras con manzanas). 1MW de Potencia fotovoltaica nos entrega exactamente cero energía de noche como todos sabemos, por lo que nos queda mucho camino por transitar en el almacenamiento de electricidad renovable variable, no despachable, para tenerla a disposición cuando la demanda lo requiera. BALANCE DE energías Por otro lado, hay que tener en mente de que hasta aquí sólo hablamos de electricidad y esta sólo representa el 22% de la canasta energética del consumo energético del país. La electricidad es del mismo orden de magnitud que la biomasa (leña) con el 13%. Todo el resto son combustibles fósiles im[1]portados en que no hemos avanzado nada en su descarbonización (eliminación de carbono, no del carbón). Aquí tenemos grandes esperanzas en avanzar en la Economía del Hidrógeno, un combustible limpio, hecho en Chile con electricidad renovable nacional. Este “vector energético” y todos sus derivados energéticos como el metanol verde, el amoníaco verde o los e-fuels (los combustibles sintéticos verdes) nos ayudarán a descarbonizar los sectores de la economía que no son electrificables. Hay que relevar que la Eficiencia Energética es la fuente más limpia y rentable de energías que tenemos y que representará un 49% de todas las medidas técnicas en nuestra agenda de descarbonización al 2050 ¡Manos a la obra! N&C

Doka Discovery Wanda Woken Aza New Talana GRaphisost M&T Exp